Prestamos Empresas Madrid

08.01.2021

Los tipos de interés no subirán a corto plazo. Las empresas lo aprovechan fortaleciendo su salud financiera. ¿Quiénes son las más beneficiadas?

Ante los débiles datos de recuperación de la economía mundial, los bancos centrales de un lado y otro del Atlántico amplían en el tiempo sus relajadas políticas monetarias. Y la esperada subida de tipos de interés se retrasa. Las empresas sacan provecho de ello llamando a la puerta de los bancos para pedir dinero barato o mejorar las condiciones de sus préstamos actuales.

El saneamiento de las finanzas de las empresas no es algo nuevo. La crisis ya obligó a las empresas a reducir sus niveles de endeudamiento empleando múltiples herramientas como venta de activos, reducción de inversiones y uso de refinanciaciones con el fin de reducir tipos y alargar el plazo de vencimiento de sus deudas. En el caso de las empresas españolas, muy dependientes tradicionalmente de la financiación bancaria, han buscado (y encontrado) nuevas fuentes de financiación más baratas en mercados de renta fija con mayor tradición (Irlanda, Alemania) en los que han colocado emisiones de bonos con intereses más bajos y a mayores plazos de vencimiento. El sector bancario se ha visto obligado a recortar comisiones y márgenes de este jugoso negocio, sin poder compensarlo con el negocio a particulares, dado el parón crediticio (menos hipotecas y créditos al consumo) y el estrechamiento de márgenes de sus cuentas. Algo que, sin embargo, no afecta a UBS (comprar, acción incluida en la cartera Experto en acciones), que focaliza su negocio en el campo de la inversión.

Las compañías presentes en sectores con fuertes necesidades de capital (eléctricas, telecomunicaciones, infraestructuras), ingresos estables, generadoras de caja y buenas calificaciones crediticias (Aena, Iberdrola, Red Eléctrica, Enagás, Naturgy, Telefónica...) han sido capaces de reducir su deuda y el interés que pagan por ella, alargando el vencimiento de la misma. Además, han aumentado el peso de los préstamos a tipo fijo en sus cuentas, asegurándose así el pago de unos intereses más bajos en el futuro, cuando los tipos vuelvan a repuntar. La situación de este tipo de empresas es ahora más confortable, gracias a unos ingresos recurrentes y unos gastos financieros más estables. Caso aparte es el de las empresas que, necesitando grandes cantidades de capital, no son capaces de generar liquidez como algunas tecnológicas o biotecnológicas en fase de investigación o de lanzamiento de nuevos productos. IBM o Intel, ambas con consejo de compra e incluidas en la cartera Experto en acciones, sí generan recursos y poseen sólidas estructuras financieras.

La actual coyuntura también ha dado un balón de oxígeno (temporal) a las empresas con mayores dificultades financieras. Los bancos rebajan sus exigencias antes de dar por perdido un crédito y ofrecen condiciones algo más razonables con el objetivo de recuperarlo. El riesgo de impago de estas empresas es, en su conjunto, algo más bajo, pero conviene analizar caso por caso. Unas mejores condiciones financieras ayudan a maquillar los resultados, pero la verdadera mejoría vendrá por la recuperación del negocio o a través de fuertes ampliaciones de capital (Abengoa, Dia, Deoleo, Prisa...) que permitan recomponer las finanzas de la empresa pero que supondrán una fuerte dilución (pérdidas) para los actuales accionistas. Aléjese de ellas.



Capital Privado Empresas Madrid hasta 3MM€€. Sólo Garantía hipotecaria. Sin ingresos Justificables. No importa incidencias. Ley 2/2.oo9 de 31 de Marzo.


Los autónomos y pymes se han visto obligados a buscar nuevas vías de financiación para solventar los problemas de liquidez que ha ocasionado la crisis económica derivada del Covid-19, y para evitar situaciones en las que no les hubiera quedado otro remedio que atrasar los pagos pendientes con sus proveedores o, incluso, no poder cumplir con lo acordado.

En esta nueva crisis, son muchos los pequeños negocios y empresas que se han lanzado a pedir créditos con los que hacer frente a sus facturas. Tanto es así, que "actualmente más de 500.000 autónomos y pymes están pidiendo préstamos para solventar sus problemas de liquidez".

Como consecuencia de la falta de ingresos, casi el 70% de los autónomos y micro-pymes están retrasando el abono de alguna de sus facturas. Por ejemplo, hasta el pasado mes de febrero, los datos de la tasa de impagos que tenían las entidades bancarias, se encontraba entre el 3% y el 6%, pero ahora ésta se encuentra por encima del 12%. "Siendo los principales actores de esta deuda los autónomos y pequeñas empresas".

Es por ello que, es "entendible" que la cifra de trabajadores que están solicitando créditos sea "desorbitada", dado que los autónomos responden con su patrimonio presente y futuro de sus deudas.

" No llegues a esta situación ". Interés de capital privado más barato del sector. Entre el 9 y el 9,90% anual. Hasta 20 años para pagar. Interés más capital ó sólo pagas interés mensual. Consúltanos.

Financiación empresas Madrid hasta 3MM€€. No importa incidencias bancarias. No importa ASNEF, RAI, BADESCUG, CIRBE ALTA. Sólo garantía hipotecaria. Préstamos hasta 10 años para empresas. Pagas cuotas mensuales de intereses + capital ó sólo intereses cómo estés más cómodo. Ley 2/2.009 de 31 de Marzo.

PageRank